Kundalini Yoga para suavizar los cambios.

Cuando soplan los vientos de cambio, algunas personas construirán paredes y otras construirán molinos de viento.  (Proverbio Chino)

 “

Suficiente, “Quiero dejarlo todo y mudarme al campo.” Lo he dicho tantas veces y quizá algunos de ustedes lo han hecho también, al encontrarse atrapados en un embotellamiento de tráfico o al escuchar a la vecina del piso de arriba caminando en tacones altos muy temprano en la mañana. Y aún así, ¿por qué me siento tan asustada ahora que finalmente voy a hacerlo?

Cuando me despierto por la mañana para mi práctica de yoga y veo por la ventana del edificio de enfrente a decenas de empleados frente a sus computadoras a las 7 a.m., no tengo ninguna duda: Mi elección es el campo. Entonces el sol resplandece y paseo por las calles pensando: “Qué hermosa es la ciudad ‘. Entonces al  llegar la noche,  no puedo dormir porque el embotellamiento ni se entera de la Luna en el cielo; y de nuevo, mis pensamientos me convencen de que el campo es mi mejor opción.

No hay forma de salir. Pero ¿Qué hace todo tan complicado? ¿Por qué, cuando creemos que tenemos algo en nuestra vida, ¿vienen las dudas que vienen a destruirlo todo? ¿Hay alguna receta para enfrentar todos los cambios, especialmente aquellos que nosotros mismos desencadenamos, no como un drama, sino simplemente como parte de la vida?

No hay duda que el cambio es la única constante en este planeta: de lo contrario no podría florecer ninguna flor, ningún bebé nacería y nadie podría avanzar para transformar su vida. Yogi Bhajan decía que “cada 7 años la conciencia cambia, cada 11 años la inteligencia cambia. Cada 18 años el estilo de vida cambia. Es la regla del Sol”.

Entonces, ¿Qué es lo que detiene un proceso tan natural y delicado en la vida humana? La respuesta es sólo una: La mente. Cuando la mente deja de ser el siervo y se convierte en el maestro, entonces se abre la puerta al miedo.

Por suerte, el Yoga nos enseña que hay algo mucho más poderoso  que eso, algo capaz de disipar cualquier temor: El amor. “Donde hay amor no hay miedo” y en este caso se trata de reconocer, sentir y vivir el flujo de amor divino dentro de nosotros. Este es el Yoga, la unión con nuestra naturaleza divina y la sabiduría universal.

Cuando puedes ver la mano del infinito trabajando para ti, entonces tu intuición te guiará y serás capaz de entregarte con fe a cualquier cambio y sus oportunidades.

Cuando permitimos que nuestros miedos nos paralicen, estamos deteniendo la evolución de nuestra alma. Nuestra vida debería ser movimiento y la curiosidad sobre lo que ofrece cada día debería ser algo permanente;  la aceptación del futuro debería hacernos felices.

De acuerdo a las enseñanzas del Yoga, en la meditación encontramos la llave para liberar nuestra intuición y así saber que cuándo abrimos la puerta a cambios, es en nuestro mejor interés.

La siguiente meditación trabaja en el apego al ego, que crea una fractura entre nuestra realidad y la forma en que la percibimos, generando dudas.

Meditación para el cambio

 Siéntate en postura fácil, con el pecho abierto y tu columna recta. Dobla los dedos, como si se hicieras un puño. Coloca las yemas de los dedos sobre las almohadillas de las manos, luego une las dos manos en el centro del pecho. Las manos se tocan en los nudillos de los dedos medios (Saturno) y las yemas de los pulgares. Los pulgares se extienden y se presionan hacia el centro del corazón.

Sostén la postura y siente la energía a través de los pulgares y nudillos.

Tus ojos están cerrados y la respiración es larga y profunda.

Continúa durante 31 minutos, luego relájate durante 5 minutos. Una vez que domines esta meditación, continúa por 31 minutos más después de la pausa.

En el manual Transformación. Semillas de cambio para la era de acuario Vol 1. Dominando el ser,  muchos de los kriyas y meditaciones te llevarán a experimentar la sensación de dejarse ir hacia  la sabiduría universal y a expandirse más allá de uno mismo, en un viaje a través de la intuición y la introspección.

El Mantra para la Intuición

Y si lo que buscas es un mantra para abrir tu intuición y ayudarte a encontrar dentro la respuesta que estás buscando, conecta con la vibración del mantra Wah Yantee.

Wah Yantee Kar Yantee, Jag Dut Patee

Aadak It Waha, Brahmaday Trayshaa Guru, It Wahe Guru

Gran Macro ser, ser creativo. Todo la creatividad a través del tiempo, todo lo que es el gran ser.

Los tres aspectos de Dios: Brahma, Vishnu, Mahesh. Eso es Wahe Guru.

Entre las muchas y hermosas versiones de este mantra, aquí están mis últimos descubrimientos:

 

 

 

Escrito por Giulia Guerrini

Traducido por: Harvichar Kaur

harvichar_kaur@hotmail.com

Leave a Reply